And We Will Shine

Pilares como tú nunca caerán en grava ni sobre flores marchitas.

Desde allí arriba atisbas cualquier imprevisto, y en hora estás preparado para que nadie se apoye en tu delicado y frío mármol.

Geométrico, grietas interiores te custodian. Imperceptibles.

Aún así tu capitel dorado brilla bajo el sol de ciudades donde creíste conseguir la vida que te contaron.

Tus sueños convertidos en arena fina, sonido de agua y hielos chocando. Ansiada felicidad la tuya, construida de papeles que se deshacen en tu boca con sabor a trópico.

La envidia de los muros de cristal, que aún endebles, se enorgullecen de su transparencia, frente a tu opacidad.

Ya se ha mencionado… torres más altas han caído.

0 comentarios

  1. Anónimo dice:

    Tú no caes, te engrandeces en cada poema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.