Campo pequeno

 

Adoquines y pisadas ya inventadas

siento que estos árboles reconocieran mis vaivenes.

Darme de bruces con el recuerdo empapado en licor de guindas.

Enredado entre café y libros postergados

paseo mi memoria a través del pasillo

resquebrajado…

Entre maleza, sobre hierba, revuelo de pájaros y de tu incesante recuerdo,

que me acompaña de la mano firmemente

por cada rincón decadente de esta ciudad

que sigue como nosotros,

igual de desconocida.

Paula

 

architecture-buildings-city-2061751

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.