poesia

Ciudadana

Ciudadana de nada. He llegado a desconocer, más que a conocer. No soy de ningún sitio. Esa alienación, en ocasiones perturbadora es culpable de que me cuestione mis horas, y el lugar exacto donde las estoy dejando caer, al igual que mi cuerpo. Memorias en las suelas de mis zapatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.