Lo que queda

Fantasea

Fantasmas en mi piel

Qué ojos vieron pasar tu presencia delante de mí

No me inmuté y aún así apareces tras las cortinas

La mano en la cintura

Y en tu boca papel

Te deshaces frente a mí

Tu no presencia marca el ritmo de mi parpadeo

Azul oscuro y en tus manos tinta,

manchas de tus versos que nadie ha leído.

Yo te leo

No te creo

Entre líneas se cuela el viento que rozó tu piel con la mía

Y que ya no se acuerda ni de nuestro nombre

Fantasma que puebla mis huesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.