poesia

¿Me lees?

Me desplomo en ti o más bien, lo intento. 

En ese hueco, un abismo pareciera existir entre dos entes que quieren encontrarse.

Yo, me pierdo.

En algún instante me dejé guiar por tu retórica.

Tus pausas hacían que el vértigo de asomarme a ese precipicio aflorara como un brote bajo el sol.

Para después marchitarse, sin atisbo de sobrevivir.

Paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.