Polonia

Viejos tranvías doblan las esquinas

Su marcha fría,

sobre raíles,

aguanta el peso de otro día más.

Rodeados de un cielo plomizo,

vitoreados a toque de campana,

impacientando a los viandantes,

que se adentran gloriosamente en sus entrañas

y que minutos después

solo esperan salir lo más rápido que se les permita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.