paula cobos poesia

Till The End

Sobre mi marmol perlado se divisan pequeños riachuelos de tiempo, 

agrieta, agrieta, el tiempo, la piedra caliza de blanco roto.

La frialdad de mi estructura soporta el peso que ahora propaga pequeñas fisuras. 

Lejos de fraternizar, el tiempo, inclemente, despoja el brillo de mis aristas, 

arranca irremediable mi solidez erigida. 

Anhelo ser de la tierra,

y como tú,

emerger de la superficie terrosa.

Envidio tu tronco áspero y las pequeñas vidas que te roen.

Imponente bifurcación entre el viento,

envidio tu firmeza contra el hombre,

cuando aún caído vibras, yo yazgo irreconstruible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.